Más deporte

Niki Lauda, héroe y tricampeón de Fórmula 1

  • La historia de Niki Lauda le convirtió en una leyenda de la Fórmula 1, mundo que llora su pérdida, tras ser una de las figuras más carismáticas del paddock en los últimos años

El tricampeón del mundo de Fórmula 1, Niki Lauda, falleció el pasado lunes 20 de mayo, tiñendo de luto el mundo del motor, que lastima la pérdida de uno de los mejores pilotos de la historia. La salud del expiloto agravó a comienzos del año 2019, cuando tuvo que ser hospitalizado en distintas ocasiones, hasta el anuncio de su familia acerca de su fallecimiento.

Una vida ligada a la Fórmula 1

Tras su paso por la Fórmula 3 y la Fórmula 2, Niki Lauda llegó al mundo de la Fórmula 1 en el año 1971, y nunca se volvió a separar de él. Lo hizo gracias al equipo March, con el que debutó, hasta que pasó al BRM en el año 1973. A pesar de su poco éxito en unos difíciles comienzos, pronto comenzó a destacar a ojos de Enzo Ferrari, quien se fijó en el joven piloto austriaco, que fichó por la escudería italiana en el año 1974.

En el año 1975 consiguió su primer mundial de Fórmula 1, tras una complicada temporada, que comenzó peor de lo que más tarde acabaría. Tras conseguir vencer cuatro carreras consecutivas, Lauda y Ferrari tenían la oportunidad de alzarse con el Campeonato del Mundo en el GP de EE. UU., haciendo al piloto austriaco leyenda de este deporte.

Accidente de Nurburgring

El año 1976, sin embargo, quedaría grabado física y psicológicamente para siempre en la vida de Niki Lauda. Tras un inicio de campeonato inmejorable, el 1 de agosto de 1976 Niki Lauda sufrió uno de los accidentes con peores secuelas en la historia de la Fórmula 1. El Ferrari 312T2 se estrelló contra uno de los muros del circuito de Nurburgring y comenzó a arder en cuestión de segundos.

Harald Ert, Arturo Merzario y Guy Edwards, conscientes de la gravedad de lo ocurrido, pararon sus monoplazas para ayudar a Niki, que sufría quemaduras en la mayor parte de su cuerpo, especialmente en la cara. Las horas más próximas al accidente fueron cruciales, e incluso, por el estado de salud del piloto, se le llegó a administrar la extremaunción.

Seis semanas después, de vuelta

A pesar de ello, el austriaco consiguió vencer a la muerte y logró uno de los hitos más impresionantes de la historia: tras someterse a varias intervenciones quirúrgicas y con una apariencia física muy cambiada, volvió a competir seis semanas después del accidente.

40 días después del día que pudo quedarse en la pista de carreras, Niki Lauda se subió a su Ferrari en el mítico circuito italiano de Monza, donde consiguió acabar en una más que meritoria cuarta posición. “Seis meses después volví a conducir al mismo nivel o incluso mejor todavía. El hecho de recuperarme rápido formaba parte de mi estrategia”, afirmaba el piloto austriaco.

Dos Campeonatos del Mundo y dos retiradas

El año 1977 supuso el fin de una carrera de éxitos de Lauda con Ferrari. A pesar de conseguir su segundo campeonato mundial de Fórmula 1, la relación entre ambos llegó a su fin. A partir de entonces, Lauda llegó al equipo Brabham, donde no logró el éxito debido, en parte, a la poca fiabilidad de su coche. Durante la temporada 1979, apenas pudo terminar dos carreras, por lo que puso fin a su carrera, momentáneamente.

A pesar de tener unos años de retiro trabajando en sus negocios, Niki Lauda decidió volver a la competición en el año 1982, con la escudería McLaren. A pesar de un difícil comienzo, en el año 1984 consiguió vencer su tercer título de campeón del mundo de Fórmula 1, superando en medio punto a su compañero de equipo, Alain Prost.

En 1985, el austriaco anunció su retirada definitiva, pasando a dedicarse a negocios fuera de la Fórmula 1, relacionados con la aviación. Tras el fracaso de la mayoría de estos, Lauda volvió a la Fórmula 1 como asesor en diferentes equipos, así como comentarista en televisiones, figurando como uno de los más carismáticos del paddock, donde será siempre recordado.

Su vida, en el cine

La vida de Niki Lauda fue llevada al cine en el año 2013 con “Rush”, donde el actor Daniel Brühl encarnó al piloto de Fórmula 1, en una película en la que se recuerda la rivalidad entre Lauda y James Hunt y en la que se repasa la vida del austriaco, incluyendo el accidente en el GP de Alemania de 1976, y la rápida recuperación de Niki Lauda.

Crónica realizada para Europea Media
Jorge MoralesJesús TroyanoDaniel Longás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.